FANDOM


"El Nuevo Mundo", conocido como "Un Ser del Caos ¡¡Don Milenario Emerge!!" en la versión original japonesa, es el episodio ciento treinta y ocho del anime Yu-Gi-Oh! ZEXAL. Se emitió por primera vez en Japón el 26 de enero de 2014.

Aún después de ser derrotado por Nasch, Vector intenta destruirlo todo, sin embargo el mismo Don Milenario, que debería haber sido eliminado, revive una vez más, pero ahora completamente libre del cuerpo de Vector... Todo había sido el plan del dios del Mundo Barian desde el principio.

Ahora que su cuerpo ya no está ligado a Vector, Don Milenario planea tratar de absorber a todos, incluso a Yuma. En ese momento y tras su feroz enfrentamiento con Kite Tenjo, Mizar aparece y desafía a Don Milenario a un duelo.

SinopsisEditar

Don Milenario vive Editar

Finalmente, Nasch ha derrotado a Vector, quien apenas puede creer que él perdió de nuevo. Nasch se burla de él, diciendo que es igual que la última vez. Cuando Vector le pregunta airadamente a qué se refiere, Nasch le recuerda que la última vez que se enfrentó a él en ese mismo lugar, las almas errantes de las personas que Vector había asesinado, llenas de resentimiento y tristeza, aparecieron y se lo llevaron a las más oscuras profundidades del abismo. Tal y como dijo Nasch, esas mismas almas vuelven a aparecer para llevarse a Vector de nuevo, ante la vista de Yuma y Tori. Nasch comenta que no importa el lugar o el tiempo, los impíos que se deleitan con su propio poder acabarán destruyéndose a sí mismos. Vector insiste en que no será lo mismo esta vez y se deshace de las almas a su alrededor. Furioso, Vector asegura que si él cae, se llevará a Nasch con él.

Vector empieza a liberar todo su poder, provocando que las ruinas empiecen a elevarse de suelo Barian. Nasch no puede creer cuánto poder todavía le queda a Vector, mientras este sigue riendo y afirma que es prácticamente un dios. Sin embargo, la voz de Don Milenario dice a Vector que no malinterpretase las cosas. En ese momento, el dios del Mundo Barian emerge desde el suelo Barian con un tamaño colosal. Vector se sorprende de que Don Milenario siga con vida después de haber sido reducido a cenizas. La deidad se burla de él, preguntándole si en serio creía que podía destruirlo así de fácil y revela que simplemente estaba esperando la oportunidad y ahora ha llegado el momento: Vector ha dejado de ser útil.

Los últimos momentos de Vector Editar

Adios Vector

Vector se despide de Yuma con el corazón

El ojo en el torso de Don Milenario empieza a brillar y a succionar las ruinas. Nasch lucha por mantenerse en pie, mientras que Yuma y Tori se sostienen como puedan. Vector es atraído y está cada vez más cerca del borde. Él suplica por su vida, insistiendo en que él no puede morir así. Nasch cae de rodillas mientras que Vector apenas se aferra a una grieta en el suelo. Yuma se pone de pie y corre hacia Vector, ante la sorpresa de todos, incluso de Nasch. Vector grita de terror cuando se suelta de las ruinas y es arrastrado hacia las fauces de Don Milenario, pero Yuma llega al rescate con el "Kattobingu" y apenas logra atrapar la mano de Vector. Vector simplemente murmura el nombre de Yuma, mientras que el dios Barian se ríe y le pregunta a Yuma si realmente está tratando de ayudar a su enemigo mortal. Tori le insta a dejarlo ir, mientras que Astral le advierte que va a terminar siendo aspirado también. Yuma afirma que no podía vivir consigo mismo si no tratase de ayudar. Incluso Nasch le dice a Yuma que se detenga, diciendo que Vector no tiene alma y aunque él lo salve, Vector acabará traicionándolo de nuevo. Yuma responde que, incluso si eso sucede, él confía en Vector y aunque no tenga corazón ni alma, eso no le impide creer que es capaz de tenerlos. Él grita "Kattobingu" de nuevo, mientras que Nasch murmura el nombre de Yuma. Yuma insiste en que incluso Vector tiene un buen corazón y lo demostró cuando se hizo pasar por Ray Shadows. Él comenta que Ray era un imbécil entrometido que le causó muchos dolores de cabeza, pero él era su amigo y cree que Vector mostró su verdadero yo cuando era Ray. Vector murmura que Yuma puede tener razón. Yuma insiste en que Vector puede empezar de nuevo como Ray una vez más. Vector adopta una expresión enloquecida y agarra fuertemente a Yuma del brazo, dispuesto a llevarlo con él. Sin embargo, Yuma no se inmuta y está dispuesto a ser absorbido junto a Vector para que no este solo. Una lágrima golpea la cara de Vector y empieza a recordar cuando era Ray. Yuma afirma a partir de ahora, Vector será su amigo y que no dejará a nadie atrás. Esto conmueve a Vector y dispuesto a no dejar que Yuma sea absorbido, se despide sinceramente de él y suelta su mano. Mientras es arrastrado a las fauces de Don Milenario, Vector dice un último "Yuma-kun", mientras que Yuma grita su nombre, pero no como Vector, sino como Ray.

Don Milenario ríe, mientras su cuerpo empieza a agrietarse, y declara que el poder de Vector es suyo ahora. Yuma, enfurecido le dice que nunca lo perdonará por esto, pero la deidad lo llama tonto y grita que su poder ha regresado. Don Milenario les insta a contemplar el amanecer de un nuevo mundo, mientras su cuerpo comienza a brillar intensamente y todo a su alrededor empieza a cambiar. Cuando se disipa la luz, una estructura en forma de flor aparece en el lugar y el dios Barian se encuentra encerrado en la flor superior. Su voz resuena, diciéndoles que él ha combinado todo en un mundo: la tierra y el Mundo Barian ahora son verdaderamente uno. Cuando Yuma mira atrás de él, ve a la Ciudad de Heartland en ese mundo. Don Milenario confirma que esa es la parte de la Tierra donde vivía Yuma y empieza a reír ahora que los mundos se han fusionado. Un destello de luz aparece en el cielo y llega a donde Yuma, Astral, Tori y Nasch se han reunido.

La llegada de Mizar Editar

Yuma recibe al Número 100

Mizar entrega el "Número 100" a Yuma

De la luz emerge Mizar, quien saluda a Yuma. Él le pregunta si Kite Tenjo realmente se ha ido y Mizar lo confirma, ya que usó lo último de sus fuerzas para derrotarlo en su Duelo en la Luna. Acto seguido, Mizar le entrega a Yuma al "Número 100 Dragón Númeron" y le dice que Kite le confió esta carta. Yuma le pregunta a Mizar por qué le está dando la carta, a lo que Mizar responde que Kite creía en el futuro y que este futuro es de Yuma. Mizar va con Nasch, diciéndole que los Siete Emperadores Barian tenían sus recuerdos alterados como seres humanos y renacieron en el Mundo Barian como medio para despertar a Don Milenario. Añade que el futuro que soñaban no es lo que la deidad está planeando. A continuación, Mizar se da vuelta y se teletransporta cerca de la flor donde Don Milenario está encerrado y les pide a Nasch que no interferirán. La deidad pregunta si Mizar realmente se atreve a desafiarlo, dado que ya ha perdido sus poderes como Barian. La flor se abre y Don Milenario aparece con una apariencia y una voz diferentes, asegurando que él es más que un dios ahora. Ahora aparece como un hombre con el cuerpo brillante y dorado con runas Barian en su cuerpo y una larga cabellera negra y roja, más alto que cualquier ser humano: esta es la verdadera forma de Don Milenario. Mizar pide que luchen como hombres y activa su Disco de Duelo. Don Milenario acepta y aparece su propia D-Pad, pero afirma que Mizar formará parte de él al igual que los otros hicieron. El Duelo de Mizar contra Don Milenario comienza.

Mizar contra Don Milenario Editar

Don Milenario emerge

La verdadera forma de Don Milenario

Increíblemente, Don Milenario salta su primer turno sin jugar ninguna carta. Mizar se pregunta por qué terminaría su turno sin hacer nada, pero el dios Barian se burla de él con calma, recordándole que es su turno ahora. Mizar declara que él pondrá todo su cuerpo y alma en el duelo. Él roba e Invoca a "Dragón de la Helioesfera". Después activa "Ira Galáctica", saltando su Battle Phase, pudiendo Invocar de Modo Especial un monstruo Tipo Dragón de Nivel 4 o menor de su mano. Él Invoca de Modo Especial a "Radio, el Dragón de la Media Luna" en Posición de Ataque y después usa a sus dos monstruos para Invocar Xyz a "Dragón Sigiloso de la Galaxia" en Posición de Ataque y activa su efecto; al desacoplar un Material Xyz puede Invocar de Modo Especial un monstruo de Tipo Dragón de su mano. Él activa el efecto dos veces, Invocando a "Dragón del Límite Schwarzschild" y a "Pársec, el Dragón Interestelar", ambos en Posición de Ataque. Tori queda impresionada al ver que Mizar Invocó tres monstruos tan fácilmente, pero Yuma señala que se saltó su Battle Phase, pero Astral y que Nasch saben que él tiene un objetivo diferente. Mizar le dice a Don Milenario que contemple el triunfo definitivo de un domador de dragones y activa "Fallecimiento del Dragón Primordial", con la cual Sacrifica a todos sus monstruos de Tipo Dragón que controle e inflige un daño a ambos jugadores igual a su ATK combinado.

Los monstruos de Mizar desaparecen y forman un haz de luz en forma de un dragón. Yuma se da cuenta de lo que Mizar está planeando, mientras que Astral le pregunta si él tiene la intención de llevarse a Don Milenario con él. Nasch le pide a Mizar que no lo haga, pero Mizar afirma que los lazos de amistad que tiene con sus dragones arrastrará a Don Milenario de nuevo a los más profundo del abismo del Infierno a cambio de su propia vida. Él le dice a la deidad que ambos recibirán 4800 puntos de daño, pero cuando están a punto de ser golpeados por los dragones, ambos desaparecen. Mizar está confundido, lo que provoca que Don Milenario le sugiera mirar la carta en su Campo. Mizar se sorprende al ver que la carta que está activada es "Carta del Dragón Primordial". Esta carta Sacrifica a todos los monstruos de Tipo Dragón que controle Mizar y este después puede robar una cantidad de cartas igual al número de monstruos Sacrificados... pero recibirá un daño igual al ATK combinado de los monstruos Sacrificados. Yuma está confundido, mientras Don Milenario dice que tiene miedo de que esto significa que Mizar pierde, ya que va a recibir 4.800 puntos de daño ahora. Los Life Points de Mizar caen a 0 y el duelo termina.

La muerte de Mizar Editar

Muerte de mizar

La muerte de Mizar.

Yuma y Nasch corren hacia donde está Mizar. Yuma lo llama un idiota y se pregunta por qué hizo algo tan estúpido. Mizar le responde que es porque ha encontrado algo en qué creer. Él creía en Kite y en el resto de ellos, por fin había aprendido a creer en los demás. Mizar le pide a Nasch, a Yuma y a Astral que terminen esto y desaparece, ante la tristeza de Nasch y Yuma. Mientras tanto el poder de Mizar es absorbido por Don Milenario y comenta que Nasch es el único de Los Siete Emperadores Barian que queda.

La verdadera forma del dios Barian Editar

Don Milenario, Forma Barian

Forma Barian de Don Milenario

El emblema de Don Milenario comienza a brillar y el dios Barian levita. Él revela que las miles de millones de almas Barian ya residen en su interior y algunos son los amigos que Nasch perdió en la guerra. Después se dirige hacia Yuma y Astral y aterriza en frente de ellos, decidido a absorber también sus almas y obtener su poder para convertirse en un verdadero dios. El cuerpo de la deidad cambia nuevamente, volviendo su piel negra y su cabello color dorado brillante. Él dice que ninguno de ellos escapará de allí y pide empezar con el Duelo. Yuma le dice que lucharán juntos y Nasch está de acuerdo. Astral habla con los dos y reflexiona que Mizar arriesgó su vida para darles un mensaje. Ellos están más allá de creer en los demás, quién es amigo y quién es enemigo ya no es importante, ya que ahora deben enfrentarse a su enemigo más poderoso juntos. Refiriéndose a Nasch como Shark, le pide que luchen juntos y Yuma repite este deseo, mientras que Nasch dice que va a vengar a sus amigos y compañeros. Tori anima a todos ellos, mientras que Astral dice que es hora de arreglar las cosas con Don Milenario una vez por todas. Yuma Tsukumo, quien lucha por el destino de la Tierra y el Mundo Astral, y Nasch, el líder de Los Siete Emperadores Barian y el guardián de Barian, unen sus fuerzas para enfrentar a un enemigo en común.

La batalla final comienza Editar

Enemigos unidos

Los héroes unen sus fuerzas para enfrentar a Don Milenario.

El Duelo da inicio, pero nuevamente Don Milenario termina su turno apenas empieza. Tori se sorprende que haya hecho lo mismo, mientras que Astral les dice que deben cuidarse las espaldas, ya que Don Milenario es el enemigo más fuerte que nunca enfrentarán y termina diciendo que hay algún truco detrás este duelo. Yuma está de acuerdo y comienza su turno. Él Invoca a "Caballero de Juguete" de Modo Especial con su efecto, al no controlar monstruos. Luego Invoca a "Mago Gagaga" y usa a sus dos monstruos para Invocar Xyz a "Número 39 Utopía" y le dice al dios Barian que vea bien esa carta, su esperanza. Don Milenario le pregunta si realmente creen en algo parecido a la esperanza mientras su ojo brilla y una red de energía Barian aparece debajo de ellos. De repente "Utopía" desaparece y cuando el humo se aclara, "Caballero Ganbara" se encuentra en su lugar (incluso el propio "Caballero Ganbara" se ve confundido en cuanto a la situación). Tori también está confundida, mientras Nasch y Astral exigen saber qué está pasando. Don Milenario explica que activó una Carta de Trampa de su Deck llamada "Reescritura Xyz Númeron". Nasch pregunta cómo lo hizo e incluso durante el turno de Yuma. Él explica que cuando él no controla otras cartas en su Zona de Cartas Mágicas y de Trampa, esta carta puede negar una Invocación Xyz y dejarle elegir un monstruo del Deck de su adversario para invocar en su lugar, con sus efectos negados. Antes de darse cuenta lo que ha pasado, Astral dice que este es el poder del Código Númeron. Don Milenario lo confirma y explica que todo el mundo se ha convertido en una Carta Mágica de Campo: "Red Númeron". Esto le permitirá activar una carta con el poder del Código Númeron de su Deck una vez por turno si no controla otras cartas. Astral comenta que él debe haber hecho lo mismo en contra de Mizar.

Don Milenario dice que es correcto, una vez más y revela que con el poder de la carta "Red Númeron", activó una Carta de Trampa llamada "Magia de Reescritura Númeron", que le permitía negar la activación de una Carta Mágica, buscar una Carta Mágica en el Deck de su adversario y activarla en lugar de la carta negada. En otras palabras, Don Milenario puede manipular las jugadas de sus adversarios a su antojo. Yuma se pregunta si el propio Don Milenario tiene el poder del Código Númeron, pero Astral dice que es imposible, porque nadie tiene todos los "Números" todavía. Entonces se da cuenta de que el Código estaba escondido en algún lugar de la Tierra. La deidad se burla, comentando que le tomó el tiempo suficiente para darse cuenta, y revela que él no tiene idea en que lugar de la Tierra está descansando de Código, por lo que fusionó la Tierra con el Mundo Barian, ganando así el poder del Código en el proceso, ya que es el dios del mundo Barian y afirma con este poder es un verdadero "dios". Un portal se presenta ante él y revela que ahora puede atacar directamente al Mundo Astral, revelando que siempre que Yuma y Nasch reciban daño, también lo recibirá el Mundo Astral. Dice que va a destruir tanto a los tontos ante él como al Mundo Astral de un solo golpe. Don Milenario se burla de ellos al gusto del poder de su Deck "Númeron", ya que los destruirá a todos.

Hechos importantesEditar

CuriosidadesEditar